martes, 8 de agosto de 2017

Como escapar de un trabajo sin sentido

En una tarde de mayo, hace veinticinco años, dos jóvenes se graduaron en la misma universidad. Eran muy parecidos.

Los dos fueron mejor estudiantes que la media, los dos tenían una gran personalidad y los dos --como buenos graduados-- estaban llenos de sueños.

Recientemente, estos hombres volvieron a verse en su universidad para su 25ª reunión.

Seguían siendo muy parecidos.

Ambos estaban felizmente casados. Ambos tenían tres niños. Y ambos, se supo, fueron a trabajar a la misma compañía después de su graduación. Y allí seguían.

Pero había una diferencia.

Mientras uno de ellos era el jefe de un pequeño departamento de esa compañía, el otro era su presidente.

¿Qué hizo la diferencia?

El que llegó alto sabía cómo planificar y ser un estratega y el otro no.

No siempre es la inteligencia, el talento o la dedicación. No es que una persona quiera el éxito y la otra no. Se trata de saber cómo adelantarse a todos los movimientos y estar siempre en la mejor situación posible.

Y por eso quiero que descubras cómo conseguirlo tu también. Este producto es para que ganes siempre con tus planes. Para que nada te pille por sorpresa y mandes TÚ.

Evitarás los errores que ahora lamentas y harás planes para adelantarte a los movimientos de cualquiera.

"La superioridad numérica no tiene ninguna importancia. En la batalla, la victoria será para el mejor estratega." -Robert Lynn Asprin

Detectar engaños, cambiar la suerte a tu favor o controlar la situación será fácil-de-seguir. ¡Conseguirás que salgan TUS planes!

Y además... ¡No importa tu edad ni lo que sepas para ser el mejor estratega!

En vez de preguntarte lo que va a pasar, aplicarás tácticas probadas para ganar la cooperación de los demás y que tus planes salgan. ¡Tácticas basadas en principios psicológicos que han funcionado siempre!

-¿Alguna vez diseñaste el plan que consiguió todos tus objetivos?

-¿Alguna vez pediste ayuda y para tu sorpresa accedieron encantados?

-¿Alguna vez te adelantaste a todos los movimientos y fuiste imparable?

¿Fue suerte, el humor de la persona, o la situación?

(Ninguna de ellas, porque LA ESPERANZA NO ES UNA ESTRATEGIA.)

Fue que sin saberlo aplicaste los principios del mejor estratega y planificador. ¡Y puedes repetir esas respuestas siempre que quieras! Te daré un Método probado para que las probabilidades vayan siempre a tu favor.

Como dijo Maurice Blondel: "El futuro no se prevé, se prepara."

¿Estás cansado de que te manipulen y te tomen ventaja? Pues puedes convertirte en el estratega que haga siempre el mejor movimiento con un sistema para que tus planes salgan. Conseguirás que cualquiera haga cualquiera cosa... ¡Ya nunca volverás a sentirte sin poder!

¡Los casos de este libro son para que tus planes salgan siempre! Para que nada te pille por sorpresa. Descubrirás entre otras cosas:

-7 Herramientas (no convencionales) que te convertirán en el mejor estratega.

-Un método para que incluso un novato pueda convertirse en el mejor estratega y planificador.

-El secreto del estratega para tratar a los demás y conseguir sus objetivos.

-Algo imprescindible que necesitas saber para hacer los mejores planes. ¡Y que nadie se te adelante!

-Los 5 puntos débiles de la gente que tienes que conocer. A partir de ahora nadie te engañará.

-La trampa en la que caen todos al planificar (¡Pero tú no caerás!)

-Y mucho más...


Creerás que no es fácil pensar y planificar a años vista...

¡Pero cuando veas los resultados!

No pierdas esta oportunidad. Tu y yo sabemos que si has leído hasta aquí, estás seriamente interesado en convertirte en el mejor planificador.

¡No pierdas más días sin sentido!

Para que ganes años enteros por ser un buen estratega,

David Valois

Aquí tu respuesta

Cualquier día que quieras puedes disciplinarte para cambiarlo todo.

Cualquier día que desees puedes leer los libros que agrandarán tu mente con nuevos conocimientos. Cualquier día que elijas puedes emprender esa nueva actividad que cambiará tu futuro.

Puedes elegir cualquier día para empezar a cambiar tu vida.

Lo puedes hacer ahora, la semana que viene, el mes que viene o el año que viene. ¿Qué prefieres?

Pero también tienes la opción de no hacer nada. La opción de pretender hacer las cosas en vez de hacerlas. Si pensar en hacer cambios te incomoda, puedes quedarte como estabas.

Puedes elegir una vida cómoda por encima de una vida de trabajo. Puedes elegir más ocio en vez de invertir en tu formación. Puedes elegir una vida de deseos en vez de una vida de metas cumplidas.

La opción es tuya. Sólo tuya. De nadie más.

Mientras maldigas las consecuencias, seguirás alimentando la causa.
"La culpa no está en las estrellas, sino en nosotros mismos".  - William Shakespeare

Tienes la capacidad y la responsabilidad de tomar decisiones a partir de hoy. Las decisiones para una vida beneficiosa no necesitan más respuestas. No necesitas más tiempo para pensar y llegar a mejores conclusiones. Necesitas la verdad. Sólo necesitas la verdad.

No permitas que repetidos errores te lleven por el mal camino. Y tú sabes cuáles son. La hora adicional durmiendo por la mañana, el libro interesante que vuelves a posponer o el proyecto que dejas para el mes que viene son decisivos en tu vida.

Si no te gusta cómo están las cosas, ¡cámbialas! ¡Hoy! No eres una planta, tienes todo el poder. Tienes la habilidad para transformar completamente tu vida. Si quieres cambiar el Club de Coaching te ayudará.

Por tu éxito,
David Valois

lunes, 7 de agosto de 2017

Las 2 Claves para construir tu Fortaleza Financiera

¿Te gustaría tener un imán de dinero?

¿Te gustaría tener una fortaleza financiera que atraiga más dinero y más oportunidades de ganar dinero?

Pues lo puedes conseguir. Puedes construirte una fuente de oportunidades e ingresos paralelos.

Y con dinero en tu cuenta y las facturas pagadas, vivirás distinto del agobiado por llegar a fin de mes. Con dinero ahorrado tendrás un magnetismo que atraerá aún más dinero. ¡Desaparecerán tus preocupaciones diarias  y vivirás el estilo de vida que siempre quisiste!

Si sigues estos 2 consejos tu dinero crecerá más rápido de lo que imaginas.


1. Empieza por poco
La oportunidad aparece cuando estás preparado. Y eso vale para el dinero también. Pero tienes que empezar. La gran disculpa es que siempre se tiene poco dinero para ahorrar.

Pero si empiezas por poco, aunque sea un dólar al día, será fácil. Así además conseguirás la disciplina necesaria. Luego las oportunidades de aumentarlo llegarán automáticamente.

Pero tienes que empezar. Lo primero esACOSTUMBRARTE a apartar dinero. Sin disciplina no hay nada.


2. Construye tu imán del dinero
Puedes construirte un gran futuro desde la nada ahorrando sólo el 10% de tus ingresos.

¿Crees que no puedes apartar nada? ¿Crees que tienes facturas por pagar, que tienes que comprarte esto y lo otro y si te sobra dinero pagar deudas o amortizar la hipoteca?

¡Error!

Haz todo lo contrario. 

Abre una cuenta para acumular un dinero que no toques nunca. Arráncalo evitando un para de compras (casi siempre innecesarias). Necesitas dinero que atraiga dinero.

¿Y tus deudas? Ya las cancelarás, pero primero el imán.No escuches a tu contable, si el hubiera hecho lo mismo sería millonario y no tu contable.

Necesitas un dinero inicial para construir tu imán. Es imprescindible. Necesitas empezar aunque sea con 1 dólar, ¡o un céntimo! Lo necesitas para atraer el siguiente dólar o céntimo.

Empieza acumulando unas monedas en una caja que no toques nunca. Cuando se llene ingrésalo en tu cuenta-imán del banco. Empieza de cero y añade cada día otro dólar.

Y enseguida sentirás el imán.

De repente una devolución inesperada, un gasto grande con una rebaja del 50% o un bonus. "Dinero llama dinero". El dinero ahorrado atrae MÁS ingresos. El mejor imán del dinero es el dinero. Y vale empezar por poco.

El imán del dinero puede cambiar la vida hasta del más pobre. En cuanto apartes dinero, atraerás más. Conozco gente que lo probó cuando estaban hundidos en deudas y funcionó. Acumular un dólar al día fue su punto de inflexión.

¡Y nunca usaron ese dinero para cancelar deudas! Fué su imán.

Haz lo mismo. Aparta un dinero al mes. Como sea. Come sólo yogures si es preciso (pero no hará falta, bastará con que te quites ese par de cenas extra o no comprar ropa que no usarás).


Aparta un 10% o empieza con menos y el interés compuesto y el imán te harán millonario aunque tú no quieras. Así llegarás a tu primer millón más rápido de lo que piensas.

Por tus éxitos,
David Valois

lunes, 8 de mayo de 2017

Sólo para emprendedores con éxito

Lo que voy a decirte te excitará o te ofenderá.

Pero da igual lo que sientas, será la verdad.

Todo lo que te han enseñado sobre la “Ley de la Atracción” es un cuento chino.

“Si piensas suficiente en algo y lo deseas mucho, el universo te lo dará.”

¡Que BIEN suena…!

Pero es mentira.

Por supuesto, visualización es parte del puzle - yo lo hago, pero es sólo parte del puzle.

ACCIÓN es lo que te lleva de donde estás a donde quieres ir.

Pero incluso acción masiva no es suficiente porque la mayoría sigue estrategias (falsas) en su vida y negocio. Y su acción no sirve para nada.

Compran las mentiras de falsos “gurús” o siguen normas oficiales que les hunden. Como los corderos que siguen el camino al matadero.

Yo apoyo el trabajo duro, PERO tienes que trabajar con la estrategia correcta o te frustrarás, acabarás exhausto o arruinado. (O las tres a la vez.)

¿Te has preguntado porque algunos parecen tener “suerte”? El dinero parece que va donde ellos. Tienen todos los clientes, pacientes o contactos que quieren tener.

Y NO es porque sean mejor que tú.

Es porque tienen la estrategia para que el dinero fluya donde ellos.

Pero la mayoría de personas hacen lo contrario. Y sin saberlo se construyen obstáculos. No sólo bloquean la entrada de dinero sino que lo redirigen a sus competidores.

Insisto en que visualizar te ayuda, pero la visualización necesita sistemas y estrategias que atraigan dinero, clientes y contactos. Que quieran pagar por el privilegio de trabajar contigo.

¿Lo has pillado?

Porque has leído bien, he dicho el “privilegio” de hacer negocios contigo. ¿Lo sientes así ahora? Si no es así te has puesto tu mismo un obstáculo.

Mira, puedes seguir dándote cabezazos contra la pared siguiendo al último “gurú”, el sabor del mes o la última “moda superguay”.

Pero no te lo recomiendo…

Si quieres la vida y el negocio que tú y tu familia se merecen, entonces necesitas seguir los fundamentales basados en la realidad. Los que han sido probados con éxito durante décadas (pero muy poco siguen).

He construido mi vida no sólo de entender estos principios sino de aplicarlos a mi negocio. Y los resultados hablan por sí mismos.

Los he resumido todos aquí.

Lo que hablo aquí es controvertido. Algunos quedan alucinados de lo que descubrirán. Unos pocos se alejarán y seguirán esperando a que el dinero les llueva del cielo.

Pero otros ya me han dicho que las estrategias para ser el mejor estratega y planificador les abrieron los ojos y que a partir de ese momento todo cambio en su vida.

Espero que seas de los inteligentes y apliques lo que comparto ahí contigo. Y que tu éxito sea una realidad, no un sueño.

Lo mejor para ti,
David    

http://www.davidvalois.com



P.D. Yo ya he acumulado suficiente dinero siguiendo EXACTAMENTE esos principios. Y tengo el deber de propagarlos.

jueves, 4 de mayo de 2017

Como vivir 100 años

¿Sabías que puedes llegar a los 100 años?

Porque llegar a tope a los 100 es una elección.

Una elección que SÓLO tomas tú.

Pero si te lanzas al viaje de cumplir 100 años lo lograrás.

Porque aquí va el secreto: con la edad te puedes hacer mejor en vez de peor.

Puedes mejorar tu mente con los años en vez de empeorarla. Puedes aumentar tu optimismo. Y puedes aumentar tu forma física. O sea: puedes llegar a los 100 años.

¿Y quién soy yo para decirlo si no tengo 100 años?

Cierto, no puedo hablar de lo que se siente con 100 años…

Pero sí decirte cómo lo han conseguido muchos.

Y también puedo darte las claves de expertos en nutrición, gerontólogos y neurocirujanos que observaron los hábitos de la gente envejeciendo. Y te diré que se trata de hábitos.

Tú sólo tendrás que imitar esos buenos hábitos. Sin más.

Vivir hasta los 100 es una elección. No es el destino.

Y en cuanto tomas tu decisión tu vida cambia. Entonces cambias las costumbres malas por las buenas.

Porque cada día tomas cientos de decisiones.

¿Hago ejercicio o no?

¿Cómo un poco más o no?

¿Hablo con esa persona que me puede abrir puertas o no?

¿¿Hago esto o lo otro??

Pero si has tomado tu decisión de llegar a los 100 la elección será fácil.

La prueba es que cada vez más gente se encuentra mejor y mejor con los años. Cada vez estiran más su vida.

Cada vez hacen más deporte fácilmente y comen mejor (y más rico).

¿Por qué renunciar cuando es tan solo cuestión de hábitos?

Por eso toma tu decisión. Cuánto antes tomes la decisión de vivir 100 años mejor.

Envejecer es inevitable. Pero puede ser muy divertido.

No mires con envidia a los jóvenes ni llores porque quieras ser como ellos. Ellos en nada serán también mayores… pero no tendrán tus años dorados gracias a tu decisión.

Porque si eliges vivir hasta los 100 tu juventud durará muchos años. Mientras que la juventud de los ahora jóvenes durará muy poco.

Si quieres sentirte a tope de energía y ponerte en forma rápidamente lo lograrás gracias a un cambio de hábitos.

Para que un par de nuevos hábitos te lleven a los 100 años.

David Valois

http://www.davidvalois.com

Como escapar de un trabajo sin sentido

En una tarde de mayo, hace veinticinco años, dos jóvenes se graduaron en la misma universidad. Eran muy parecidos.

Los dos fueron mejor estudiantes que la media, los dos tenían una gran personalidad y los dos --como buenos graduados-- estaban llenos de sueños.

Recientemente, estos hombres volvieron a verse en su universidad para su 25ª reunión.

Seguían siendo muy parecidos.

Ambos estaban felizmente casados. Ambos tenían tres niños. Y ambos, se supo, fueron a trabajar a la misma compañía después de su graduación. Y allí seguían.

Pero había una diferencia.

Mientras uno de ellos era el jefe de un pequeño departamento de esa compañía, el otro era su presidente.

¿Qué hizo la diferencia?

El que llegó alto sabía cómo planificar y ser un estratega y el otro no.

No siempre es la inteligencia, el talento o la dedicación. No es que una persona quiera el éxito y la otra no. Se trata de saber cómo adelantarse a todos los movimientos y estar siempre en la mejor situación posible.

Y por eso quiero que descubras cómo conseguirlo tu también. Este producto es para que ganes siempre con tus planes. Para que nada te pille por sorpresa y mandes TÚ.

Evitarás los errores que ahora lamentas y harás planes para adelantarte a los movimientos de cualquiera.

"La superioridad numérica no tiene ninguna importancia. En la batalla, la victoria será para el mejor estratega." -Robert Lynn Asprin

Detectar engaños, cambiar la suerte a tu favor o controlar la situación será fácil-de-seguir. ¡Conseguirás que salgan TUS planes!

Y además... ¡No importa tu edad ni lo que sepas para ser el mejor estratega!

En vez de preguntarte lo que va a pasar, aplicarás tácticas probadas para ganar la cooperación de los demás y que tus planes salgan. ¡Tácticas basadas en principios psicológicos que han funcionado siempre!

-¿Alguna vez diseñaste el plan que consiguió todos tus objetivos?

-¿Alguna vez pediste ayuda y para tu sorpresa accedieron encantados?

-¿Alguna vez te adelantaste a todos los movimientos y fuiste imparable?

¿Fue suerte, el humor de la persona, o la situación?

(Ninguna de ellas, porque LA ESPERANZA NO ES UNA ESTRATEGIA.)

Fue que sin saberlo aplicaste los principios del mejor estratega y planificador. ¡Y puedes repetir esas respuestas siempre que quieras! Te daré un Método probado para que las probabilidades vayan siempre a tu favor.

Como dijo Maurice Blondel: "El futuro no se prevé, se prepara."

¿Estás cansado de que te manipulen y te tomen ventaja? Pues puedes convertirte en el estratega que haga siempre el mejor movimiento con un sistema para que tus planes salgan. Conseguirás que cualquiera haga cualquiera cosa... ¡Ya nunca volverás a sentirte sin poder!

¡Los casos de este libro son para que tus planes salgan siempre! Para que nada te pille por sorpresa. Descubrirás entre otras cosas:

-7 Herramientas (no convencionales) que te convertirán en el mejor estratega.

-Un método para que incluso un novato pueda convertirse en el mejor estratega y planificador.

-El secreto del estratega para tratar a los demás y conseguir sus objetivos.

-Algo imprescindible que necesitas saber para hacer los mejores planes. ¡Y que nadie se te adelante!

-Los 5 puntos débiles de la gente que tienes que conocer. A partir de ahora nadie te engañará.

-La trampa en la que caen todos al planificar (¡Pero tú no caerás!)

-Y mucho más...

Creerás que no es fácil pensar y planificar a años vista...

¡Pero cuando veas los resultados!

No pierdas esta oportunidad. Tu y yo sabemos que si has leído hasta aquí, estás seriamente interesado en convertirte en el mejor planificador.

¡No pierdas más días sin sentido!

Para que ganes años enteros por ser un buen estratega,

David Valois

http://www.davidvalois.com

martes, 25 de abril de 2017

TEST: ¿Vas a convertirte en un genio?

¿Vas a convertirte en un genio?

Este Test te lo dirá.

Puntúa de 1 a 3 y comprueba los resultados abajo. Esto no es el límite de tu potencial. Porque no tiene límites. Pero así sabrás dónde estás y a dónde ir para convertirte en un genio.

Porque puedes convertirte en genio y conseguir todas tus metas.


1. A veces tengo demasiadas ideas y no tendré tiempo de usarlas todas
1-No
2-A veces
3-Sí

2. Me encanta mezclar datos, películas, libros, amigos y todo tipo de combinaciones alocadas y sinsentido
1-No
2-A veces
3-Sí

3. Me gusta arriesgar en mis decisiones
1-No
2-A veces
3-Sí

4. Al mismo tiempo tengo los pies en el suelo. Muchas ideas sé que no llegarán a buen puerto
1-No
2-A veces
3-Sí

5. Utilizo nuevas ideas desde que me levanto hasta que me duermo. En mi trabajo, proyectos y tiempo libre.
1-No
2-A veces
3-Sí

6. Antes de empezar algo, tengo claro lo que quiero conseguir para no desviarme
1-No
2-A veces
3-Sí

7. Me di cuenta que hay personas “no populares” pero que son una fuente de ideas para inspirarte
1-No
2-A veces
3-Sí

8. Desconfío de lo que los demás (amigos incluidos) aceptan como lo lógico. Algo huele a podrido en la sabiduría oficial
1-No
2-A veces
3-Sí

9. Hay días que te paras a pensar y no consigues nada. Pero sigues intentándolo
1-No
2-A veces
3-Sí

10. Cuando surge un proyecto enseguida ves posibilidades y combinaciones
1-No
2-A veces
3-Sí

11. Te desesperas con la rigidez de muchas personas
1-No
2-A veces
3-Sí

12. Tienes un par de métodos para “fabricar” ideas
1-No
2-A veces
3-Sí

13. Estás convencido de que todos podría tener una mejor vida si se esforzaran en pensar más en vez de perderse con la TV o Facebook.
1-No
2-A veces
3-Sí

14. Sigues buscando nuevas técnicas para hacer más en menos tiempo, aunque todo vaya bien
1-No
2-A veces
3-Sí

15. Necesitas tu cómodo y tranquilo sitio para pensar
1-No
2-A veces
3-Sí

16. Si ves una película enseguida lo relacionas con el proyecto que tienes entre manos
1-No
2-A veces
3-Sí

17. Cuanto más piensas, mejor te encuentras
1-No
2-A veces
3-Sí

18. Tienes proveedores de ideas ilimitados con amigos, libros, fotos y viajes a otras ciudades.
1-No
2-A veces
3-Sí

19. Necesitas hojas en blanco y lápiz para trazar conceptos. Lo necesitas como el agua
1-No
2-A veces
3-Sí

20. Te encantan las personas con nuevos puntos de vista que no se conforman con lo que les dicen
1-No
2-A veces
3-Sí

21. Cada vez cuestionas más la autoridad y el creciente  número de leyes para “controlar” a la gente
1-No
2-A veces
3-Sí

22. Planificar es una de tus prioridades
1-No
2-A veces
3-Sí

23. Tienes varias maneras de pensar: Unas veces te concentras en sólo un proyecto y otras dejas flotar tu mente hasta que aparezca la solución
1-No
2-A veces
3-Sí


PUNTUACIÓN
55-69 Puntos
Vas lanzado a ser un genio. Sabes lo que quieres pero eres flexible para seguir aprendiendo. Cada día absorbes conocimientos que te hacen mejor y mejor. Sigue así.

45-55 Puntos
Vas bien pero puedes crecer más. Pisa el acelerador un poco más. A veces dudas de si tanto pensar es lo correcto, que quizás necesitas más acción. Ojo, todo el tiempo que pases pensando y combinando es oro.

35-45 Puntos
Estás igual que el 80% de la gente. Tienes todo el talento del mundo pero el pensamiento convencional de que sólo unos pocos privilegiados llegan lejos te ata. No, amigo mío. Uno de esos “privilegiados”  eres tú  si olvidas los límites. Se acabó lo de que los genios son otros. A partir de ahora te lanzarás a recopilar ideas y verás los resultados. En cuanto empieces a combinar ideas e intentar cosas distintas te llegarán los resultados. Tu vida va a dar un salto.

23-35 Puntos
Estás en la zona peligrosa pero sólo es un toque de atención. Puedes convertirte en un genio. De hecho si lees ésto es porque quieres utilizar tu mente mejor que todos. Quieres mejores ideas y el que quiere puede. Ahora algo te retiene, pero prueba a creértelo. Prueba a intentar cosas nuevas y a combinar ideas... Quizás tu trabajo te retenga o tu entorno no te deja progresar. Eso es bueno. Eso es que quieres cambiar y el que sigue la consigue. Persiste. En cuanto lo sigas intentando notarás una mejoría al momento.


Esta puntuación sólo dice dónde estás. Te aseguro que tu verdadero potencial es ilimitado. Al ataque.

Para que consigas ser un genio,
David

Leer nunca falla

Leer nunca falla.

¿Ves a esa persona que creó su propio grupo de empresas y todo le sale bien?

Pues aparta por lo menos una hora diaria para leer.

Los genios se rodean de libros. Son genios simplemente porque saben más.

Y tú también puedes saber más si lees más.

O si lees más rápido.

Teclea en Internet: “Libro, audio o curso sobre (tu tema)”.

Tienes blogs especializados en lo que TÚ quieras. Allí encontrarás todo.

O lee los clásicos de tu campo, aunque sean libros de hace años. Te darán una base sólida para llegar muy lejos. (Si son clásicos es por algo.)

Para que leas más en menos tiempo (y sin esfuerzo),

David

martes, 18 de abril de 2017

Pasión Y Beneficios

Tu despertador suelta ese sonido que conoces tan bien…

Empieza tu mañana. Otro día más.

Pero no te importa.

Hoy será un gran día.

Y sabes que será un gran día, porque ayer lo fue. Igual que antesdeayer y el día anterior.

Saltas de la cama, preparas café y vas a tu mesa. Tu mesa es pequeña, pero no necesita ser grande.

No hay papeles. No hay documentos. Sólo sitio para tu ordenador portátil y un café.

Repasas las ventas de ayer y compruebas que todo va bien.

Te levantas de tu mesa, y vuelves a la cocina para ese café que has preparado.

Después vuelves a tu oficina (en casa o en otra parte).

Y vuelves a ver que las ventas van bien.

Sin que hubieras hecho nada.

Terminas de comprobar todo y tomas tu desayuno. Estás listo para empezar el día. ¿Qué vas a hacer?

Depende completamente de ti.

Porque ya has terminado de trabajar.

¿Puedes imaginarte un escenario más satisfactorio que este? ¿Hay algo mejor que levantarse, enviar algún email y ver como las ventas llegan cada mañana?

¡Si que lo hay!

Es todavía más satisfactorio (y lucrativo) si esas VENTAS suben MÁS y ves cómo otros hacen el trabajo por ti. En PILOTO AUTOMÁTICO.

En este segundo escenario ni siquiera necesitas la oficina. O el despertador ;)

Vas a conseguir vender un producto que te gustó hacer en su día… Vas a venderlo hoy una y otra vez. Y mañana una y otra vez.

Se algo de obtener beneficios en piloto automático con un sistema. Y voy a compartir ese sistema para tener éxito

Pero antes que lo haga… merece la pena repetirte que ya tienes todo el poder dentro para vivir de lo que te guste (y muy bien).

Que puedes empezar a ver resultados increíbles.

Pero necesitas un plan.

Para que vivas cómodamente en piloto automático,

David

Tu Sistema De Recompensas

Tu Sistema De Recompensas



lunes, 3 de abril de 2017

2 Trampas en las que no puedes caer

¿Qué pasaría con tu vida si no cayeras en estas trampas en las que caen todos?

¿Cómo de lejos llegarías?
Trampa 1: Excusas

Algunas excusas son graciosas y un premio a la creatividad. Si no fuera porque son mortales…

¿Cuánto importante dejas por las excusas? Dificultan demasiado tu camino a la cima.

Excusas para no leer, no trabajar concentradamente, no conocer gente nueva…

Pero no puedes faltar al entrenamiento porque no tengas ropa de entrenamiento. Para la mayoría eso bastará para rendirse. Bastará el mal tiempo o un familiar que enfermó (por enésima vez).

Pero no te engañes, siempre hará mal tiempo. Siempre habrá un familiar al que le pase algo. Siempre encontrarás una excusa para no hacer lo importante. ¿Hoy te estás poniendo alguna para no terminar esa tarea? ¿Para no hablar con quien tienes que hablar? ¿Para no hacer ese cambio necesario?

Y al final en tu zona de confort y no yendo al entrenamiento. Una trampa peligrosísima.

Pero tienes que ver el peligro de las excusas. Niégate a cualquier excusa, aunque todos los días llueva y todos los días tengas pocas ganas de leer tu hora diaria.

Porque te diré un secreto, no recuerdo el día en que me fuera bien hacer deporte.

Pero al final voy porque me juego mi vida. Sin grandes convicciones, pero voy.

Y la satisfacción después es enorme. ."

Trampa 2: La Trampa de tu salud

Hay una trampa que se refleja en tu estado físico. Verás…

A veces tendrás resfriado o un dolor para no hacer algo. Puede ser un constipado, un dolor de muela o un dolor en el brazo. Las posibilidades son infinitas. Hay gente que bate récords mundiales de catarros, dolores de cabeza y miles de enfermedades de dudosa existencia.

Trampas de tu subconsciente para no avanzar.

Pero sigue.

Ese dolor de pecho desaparecerá en cuanto empieces a entrenar. La primera vez que persistí yendo a nadar a pesar de un terrible dolor en el cuello que me impedía girar la cabeza, salí renovado. ¡Y el dolor muscular se redujo al 20%! Y en un día se fue.

Los primeros metros nadando fueron incómodos. Pero de repente empezó a ir mejor. Y al final casi despareció el dolor. En vez de cinco días horribles sin mover la espalda, sólo duró uno.

Así que tras un parón o una enfermedad sospechosas, vuelve a tu escalada. Cada día que lo dejes te encerrará más en tu zona de comodidad. Por eso tantos fracasan. “Cómo estoy cómodo… sigo así.” Trabaja con catarro o cualquier molestia. Tu cuerpo te lo agradecerá.

Recuerdo que el verano pasado tuve un enorme dolor en la espalda. Fue la tarde antes de unas minivacaciones de 5 días. Pero al día siguiente salí de viaje igualmente. Y conduje seis horas.

Y fueron unas vacaciones geniales, las mejores que tuve.

Utiliza cualquier dolencia para separarte de los demás.

No hay avance sin adversidad.

Para que superes a cualquiera por no caer en estas trampas,

David

jueves, 30 de marzo de 2017

La Muerte De Tus Malos Habitos

Sabías que tienes una manera rápida de eliminar tus malos hábitos?

Verás… Se hizo un experimento reuniendo a varias personas en una habitación.

Unos comieron galletas de chocolate fundido recién horneadas y otros sólo rábanos.

Imagina quién disfrutó más…

Después de eso todos recibieron un puzle para resolver. Y lo resolvieron antes… ¡los que comieron rábanos!

Ganaron porque no se rindieron como los de las galletas con chocolate. Insistieron hasta conseguirlo.

Porque ya habían hecho el pequeño esfuerzo de comer sano en vez de chocolate.

Ya tenían la inercia. Ya habían arrancado con poco esfuerzo.

En cambio los del chocolate con toda su energía y bienestar tras el azúcar perdieron.

Fíjate que no influyó la dificultad. No influyó el cansancio o el nivel de azúcar para pensar mejor (¡Los que tomaron rábanos tenían obviamente menos azúcar en el cerebro).

Pero fue la inercia la que ganó.

Haber hecho antes un pequeño movimiento. Así de fácil.

¿Ves ahora el poder de una minimejora?

Elige: no hacer nada o un minipaso.

Pero te garantizo que tras el minipaso de comer un poco sano luego será fácil seguir comiendo sano.

Y resolver puzles.

Y llegar más alto todavía.

martes, 7 de febrero de 2017

3 Consejos rapidos para aumentar tu poder mental

¿Te has preguntado alguna vez por qué algunos son tan ágiles mentalmente y consiguen todo lo que se proponen?

Relajación. Están muy descansados.

Su mente es un misil porque están relajados, duermen bien y su cabeza flota.

Y tú puedes ser como ellos si practicas CUALQUIERA de estos 3 consejos:

1. Practica meditación (no intentes hacerlo perfecto)
No tienes que ser un maestro. Quedarte sólo de 5 a 20 minutos intentando (sólo intentando) no pensar en nada, te pondrá en un trance increíble.
Meditar sólo unos minutos al día reduce tu estrés. Pero también aumenta tu disciplina mental. Incluso ha sido la salvación de casos extremos de adicción a drogas o alcohol.
Meditar unos minutos al día con los ojos cerrados es una inyección de bienestar. El cuerpo se relaja y toda la energía va al cerebro. La fatiga y estrés se disuelven. Y tras esos minutos eres una persona nueva. La energía del resto del día multiplicará tu efectividad.
Simplemente intenta no pensar en nada. Sólo con eso ya notarás mejora. Luego será fácil meditar más concentrado y sentirte cada vez mejor. Y fuerte mentalmente.
El Dalai Lama dice que practica la meditación más de una hora al día, pero que con sólo 5 minutos ya notarás una mejora increíble.


2. Haz ejercicio
Lo has oído miles de veces. Lo sé. Pero insisto que hasta que no lo pruebas no ves el vuelco que da tu vida con un poco de movimiento diario. La clave, una vez más, es no hacerlo perfecto. Valen 20 minutos de paseo diario. Mejorará tu cuerpo y tu cerebro ese mismo día. Y estarás tan positivo que todo te saldrá.


3. Duerme: Las preocupaciones desaparecen tras un descanso de 8 horas
Obvio pero no tan obvio. Verás, todos hacemos planes diarios, quiero esto y lo otro… Y al final saco tiempo de aquí y de allá. ¿Y quién lo paga? Las horas de sueño que se quedan en nada.
Pero es AL REVÉS.
Es el sueño quien tiene prioridad. Tus planes tienen que ir en función de 7-8 horas de descanso. Sino todo lo que quieres conseguir lo harás lentamente. Por eso dormir no es perder el tiempo sino acelerar el resto de tu día.

Cualquiera de estos 3 consejos te valen para que seas más fuerte mentalmente. Para que tengas una mente más rápida y una fuerza que desconocías.
Por tu nuevo poder mental,
David

13 Hábitos de las personas productivas


Tu Puedes



martes, 31 de enero de 2017

Elimina tu depresión, tristeza y ansiedad

Elimina tu depresión, tristeza y ansiedad
(Integración emocional)


¿Cometes este error?

Probablemente estás dejando de ganar mucho dinero por este error.

Por eso esta historia te abrirá los ojos.

¿Has oído hablar del príncipe que se disfraza de mendigo? Una genial estrategia.

Un director comercial nuevo en su puesto la aplicó con resultados impresionantes. Tras un mes de oficina en su nuevo puesto se lanzó a conocer su reino. Pero disfrazado de mendigo…

Visitó durante los 2 meses siguientes con sus 30 comerciales a cientos de clientes. Los grandes y los pequeños (una fuente de ideas). Y sin pisar la oficina, sino no le daría tiempo.

En los trayectos en coche conoció de verdad qué tipo de personas eran sus vendedores y apuntó todas las ideas que le dieron. Sobre el terreno también vio cómo maximizar los horarios y cómo podían hacer informes menos complicados para ganar tiempo (y evitar peleas continuas con la central por ese trabajo burocrático mal diseñado).

Pero cuando vio a los clientes lo hizo disfrazado de mendigo. Dijo a los comerciales que le presentaran como un simple técnico de la empresa.

Así escucharía la verdad.

Porque lo mejor llegaba cuando escuchaba a los clientes como “uno más”. Vio qué cara ponían con las ofertas que parecían tan buenas desde el departamento central de marketing. Y vio que lo que querían no coincidía con el pensamiento oficial de su empresa. Que había productos que sobraban y que podrían diseñar otros nuevos que batirían records de ventas...

Y todo porque fue lo suficientemente astuto como para decir en sus visitas a clientes que era un simple técnico. (La humildad puede darte millones.)

Sólo así escucharía la verdad. Nadie se mordería la lengua con críticas a su empresa. Y lo que decían no coincidía con lo que decían los pelotas de la corte y los informes de los comerciales.

Era el cuento del príncipe disfrazado de mendigo que recorre el país para conocer la verdadera situación. Sería duro al principio, pero él sería el máximo favorecido. Porque el que conoce a su enemigo y a si mismo gana el 100% de las batallas, como dice El Libro de La Guerra de Sun Tzu.

El nuevo director comercial entró en la mente de sus clientes, ahora sabía lo que pensaban y que productos y ofertas realmente querían. Y también distinguió los comerciales buenos de las manzanas podridas. (Más tarde hizo una limpieza y el rendimiento del equipo se disparó.)

A riesgo de descuidar su papeleo y cientos de reuniones en la central se arriesgo a recorrer el país como mendigo delegando todo por teléfono.

Y el mundo real era muy distrito al que le mostraban desde el PC sus colaboradores de la central.

Y cuando volvió aplicó sólo un 20% de las ideas que tuvo y las ventas se dispararon.

Llegó un ciclón de ventas y promociones. Nada que ver con lo que se hacía hasta ahora. También cambió el presupuesto y dedicó parte del dinero a invitar a los clientes a cenar... con todos los empleados. Sólo esa idea (antes una locura) fidelizó decenas de clientes.

Nada de complicadas palabras de marketing y sí a un ABC de productos con descuentos que subieron la facturación un 39% en 4 meses.

Y también rodaron un par de cabezas. Pero la suya no rodaría nunca gracias a rodearse de los mejores.

¡Y al año siguiente sus ventas y beneficios subieron un otro 32%, casi doblando la facturación de 2 años antes! (Las reuniones que se perdió no significaban nada al lado de eso.)

¿Por qué no te disfrazas de mendigo y recorres tu reino?

¿Qué puedes hacer hoy para saber quién te engaña y que 2 de las 40 cosas que haces al cabo del día serían un boom si las potenciases?

Muchos genios se convirtieron en leyendas por aislarse unas semanas sin escuchar a nadie. Ese fue su "príncipe disfrazado de mendigo". Volvieron con fuerzas renovadas y una fuerza de pensamiento e ideas que revolucionaron su vida.

Tienes esta estrategia y muchas más en mi Club de Coaching Mensual.

Para que ganes el dinero ahora escondido,
David

jueves, 26 de enero de 2017

Algo rápido

La creatividad solucionará muchos de tus problemas.

Enfoca las cosas de modo diferente, por ejemplo:

Puede ser muy bueno elegir algo que NO harías para solucionar un problema y luego modificarlo un poco.

Es lo que hizo un publicista para crear una campaña que promocionara ropa de lana:

No encontraba la solución y pensó en la peor idea: pasear un rebaño de ovejas por Nueva York.

No, definitivamente no quedaría bien.

Pero aquella misma tarde se fijó en los paseantes de perros de Manhattan y entonces hizo Click su peor idea:

Se imaginó a modelos curvilíneas paseando ovejas en vez de perros por las calles más chics de Nueva York.

La campaña fue un éxito. Un éxito para él y para su dinero.

Inténtalo tú ahora. Piensa en la peor manera para:

-Tener más amigos
-Ganar más dinero
-Montar tu negocio
-Tener mejores hábitos


Por la solución a todos tus problemas,
David

miércoles, 25 de enero de 2017

Cometes este error que complica tu vida?

¿Te impresiona la magnitud de tu trabajo pendiente?

Pues puedes hacerlo en menos tiempo si utilizas tu ingenio. Haz como en esta historia:

En 1970 un consumidor japonés reclamó a una fábrica de jabones de Tokio por carta, que la caja de jabón que compró estaba vacía.

La queja puso en marcha un programa de gestión administrativa y productiva…

Los ingenieros de la empresa diseñaron bajo presión un sistema para que esto no se repitiera. Tras varias reuniones (y politiqueo de empresa), los ingenieros y directivos vieron el error en la cadena de empaquetado. Hubo una caja que no fue llenada con su jabón respectivo.

(Ten en cuenta que esto es un símil para tu vida. Quizás estás haciendo ahora demasiado trabajo que NO necesitas hacer. Pero sigue leyendo…)

Con nuevos planos y horas de ingeniería se instaló una sofisticada máquina de rayos X con monitores de alta resolución. Dos trabajadores extra se encargaban de vigilar las cajas de jabón de la línea de empaquetado para que ninguna estuviera vacía. Problema solucionado. Aunque el costo de esa máquina superó los 2,700,000 dólares.

Y las horas extra en reuniones y diseños de los que intervinieron superaron cifras de tres ceros…

Pero la máquina de rayos “X” comenzó a fallar al cabo de cinco meses. Lógico tras ser operada en tres turnos sin pausa.

Entonces un obrero del departamento de empaquetado pidió prestado un ventilador y lo apuntó a la cinta transportadora. Las que tenían jabón seguían y las que estaban vacías salían volando de la línea de empaquetado.

Y en tu vida igual, con un par de ideas podrías rebajar al 20% el tiempo en que haces muchas cosas. En mis libros tendrás cientos de consejos y estrategias para beneficiarte.

No sé exactamente tu caso. Pero tienes maneras de conseguir lo que quieres mucho más fácilmente. Sólo necesitas ideas y nueva información para simplificar tu vida y conseguir tus sueños antes de lo que imaginas.

A veces bastará un sólo consejo para que vayas a la velocidad de la luz.

Terminarás en una mañana lo que otros pospondrán toda su vida.

Por tu éxito,
David

martes, 24 de enero de 2017

Quien mas quiere acabar en tiempo record sus proyectos grandes?

¿Sabías que tu subconsciente te traiciona?

Te traiciona porque te hace posponer los grandes proyectos, o sea lo importante. Es tu freno para conseguir cosas importantes.

Ya sabes… te impresiona la magnitud del trabajo y piensas: “es más fácil hacer un trabajo pequeño que uno grande…”

Pues aprovéchate de ello. Descompón tu gran proyecto en pequeños fragmentos. Como si tuvieras sólo pequeñas tareas que da gusto completar. ¡Pam! Y las borras de tu lista. Qué gozada.

No puedes permitirte no usar esta técnica. Si la gente dividiera sus tareas grandes en pequeñas, el mundo sería superproductivo y la riqueza se multiplicaría.

Trocea el pastel en varios trozos. Porque nunca escribirás una novela de golpe. Es imposible. Pero dividida en capítulos y subcapítulos, llega un día y la acabas. Y disfrutas de sus resultados toda tu vida.

Además según avanzas ves el final y pisas el acelerador. Cada paso completado te motiva, más fuerza para seguir. Prueba con tu gran proyecto, con esa planificación, con ese libro, o con ese gran plan. Sólo 5 minutos al día. Sólo 5 minutos. Es lo que hacen los buenos estrategas.

Divide, divide y divide… Divide ese megaproyecto en pequeñas gestiones y verás qué fácil. Cuando completas un pequeño trozo, el siguiente es más llevadero. “Total… otros 5 minutos no son nada...” pero esos 5 minutos darán a tu vida un impulso brutal.

Lo he probado y funciona. Lo han probado mis clientes y funciona. Yo no hubiera sido incapaz de escribir libros o crear cursos sin este método.

Los grandes avances industriales de principios de siglo XX se formaron alrededor del pensamiento “Dividir lo grande en pequeño.” En vez de construir un coche de una, se hizo a trozos. Las cadenas de montaje se especializaron en diferentes tareas y la producción aumentó espectacularmente. Como la tuya si sigues este método.

Ataca unos minutos tu tarea más grande y sentirás satisfacción el resto del día. Y dormirás mejor sabiendo que tu gran sueño está en marcha.

Puedes escribir un libro (o varios), puedes convertirte en un especialista en inversiones o montar tu propio negocio por Internet. Si te parecía una utopía ahora es posible. Te sorprendería lo que puedes hacer en un mes con 5 minutos diarios.

Si quieres más consejos para hacer más en menos tiempo los tienes en mi Club de Coaching Mensual.
.

Ahí verás como con 5 minutos al día en esa tarea que te impone serán una revolución. Un día 5 minutos para planificar, otro día 5 minutos para seguir planificando, otro día 5 minutos para el primer paso… Habrá pasado una semana y habrás arrancado (lo más difícil).

Y los siguientes días empiezas a ver movimientos...

Y no te costará seguir porque sabes que enseguida terminarás. Ese efecto psicológico te pondrá a la velocidad de la luz.

Si quieres más ejemplos para aumentar tu productividad con menos esfuerzo los tienes en mi Club de Coaching Mensual.
Por tu éxito,
David

miércoles, 18 de enero de 2017

Ejercicios de relajación para aliviar la ansiedad


De una ruina segura a ganar 7 veces más

Aquí va la historia de cómo Pablo pasó de una ruina segura a ganar 7 veces más.

Es una historia real. Te puede ocurrir a ti también.

Tú también puedes ganar varias veces más… si cambias tu mente como Pablo.

Pablo llevaba años vendiendo mecanismos industriales, pero su negocio no conseguía despegar.

Era muy trabajador, pero a pesar de sus jornadas maratonianas de 12 horas se hundía.

Sus ventas sólo subían un 2% al año. Demasiado poco para sus costes. Y para ganar millones como quería. Sólo podía mantenerse.

Pero llegar a fin de mes era una tortura con sus dos hijos.

Y empezaban las deudas con sus proveedores…

¿Qué hacer para ganar más?

Estaba cansado de volver a casa tarde, y que sus hijos y mujer hartos ya, no le esperaran a cenar.

Y se sentía humillado porque sus hijos apenas tenían para ropa y le veían como a un fracasado.

Lo peor es cómo empezaban a sentir lástima por él. Pobre Papa, con lo que trabaja y no llega a ningún lado. “¡Pobrecito!” llego a oír literalmente de su hija pequeña.

Con todos sus sacrificios no despegaba y la tristeza de dejar a su familia en la miseria le quemaba.

¿Esa era la herencia que iba a dejarles? ¿Apenas para comida?

Hasta que un día a su mujer casi llorando le dijo, que no podía más, que no daba más de sí. Que estaba dispuesto a invertir todo el tiempo y a matarse a trabajar… pero sólo facturaba unos míseros 37.000 dólares al año. Descontando los gastos de   negocio, apenas le quedaban 900 dólares mensuales para su familia.

Y las deudas con sus proveedores crecían...

Pero lo peor es que Pablo era esclavo de su negocio. No podía escapar porque sino el banco ejecutaría el préstamo. Se quedaría sin nada y una deuda de 137.000 dólares.

La ruina absoluta. Y la miseria para su mujer y sus hijos.

“El mundo es injusto… con todo lo que trabajo.”

Y era verdad que trabajaba... pero le faltaba dominar una clave para ser millonario.

Hasta que dio con ella inesperadamente.

Sucedió que un día vino a verle un cliente. El cliente vino con su jefe, un emprendedor billonario gracias a los rodamientos mecánicos. El empresario acompañaba casualmente aquel día a su empleado. (No tan casualmente porque a veces se mezclaba con sus soldados para estar en el campo de batalla.)

Hablaron dos minutos sobre unos precios y descuentos mientras el emprendedor billonario revisaba unas notas. Pero escuchaba…

Y Pablo finalmente estalló con su cliente: No llegaba a fin de mes.

“Me consta que trabajas Pablo”, le dijo su cliente. “Pero yo ya te compro bastante, poco puedo hacer.”

El jefe de su cliente no dijo nada. Seguía mirando sus notas.
Pero sabía muy bien lo que pasaba.

Y Pablo le caía bien… era honrado y trabajador. Así que decidió darle la solución.

Levanto la mirada y se lo dijo...

(Viene del anterior)

El emprendedor billonario se apiadó de Pablo y le dio la solución para salir del pozo. Pablo se lo merecía, era honrado y trabajador.

(NOTA: Esto te servirá a ti también. Seguro que tienes la sensación de trabajar muchísimo pero no llegar a ninguna parte.)


“Pablo, necesitas dimensión”, le dijo, “por mucho que te compremos necesitas más clientes.”

“¿Pero cómo lo hago?”, preguntó Pablo.

El emprendedor millonario que gestionaba su grupo de empresas por puro placer, le dijo con la sonrisa del que sabía de lo que hablaba:

“Te diré lo que te pasa: no apuntas alto. CREES, como muchos, que apuntas alto, pero NO apuntas alto.”

“No Pablo, no lo haces. “ Su mirada imponía.

“Tienes que apuntar cien veces más alto” siguió, “que sea incómodo. Eso es lo único que funciona. Porque ahora quieres ganar más. ¿Pero te propones facturar el mes que viene 1 millón de $ en vez de 3.000?”

“¿Un millón?” preguntó Pablo.

“Si me paso el día y los fines de semana trabajando y no llego a las 3.500 $ mensuales. A veces ni a los 3.000.” (¿Te suena?)

El emprendedor: “No lo has entendido. Puedes facturar diez veces más, puedes ganar millones en unos meses. Eso no es lo difícil. La clave está en dónde apuntas.”

Y le miró fijamente. A Pablo le asustaba, pero algo tenía ese hombre. Era la llave. Sentía que estaba en un punto de inflexión en su vida. Esa decisión que tomas una vez en tu vida y lo cambia todo.

Y el millonario lo soltó: “¿Si te apuntaran con una pistola en la cabeza y este año tuvieras que facturar 1 millón en vez de los 37. 000 $ anuales qué harías?”

“Ja, ja,ja.” Pablo rió nerviosamente. “Pero… eso es imposible.”

“¿Si te apuntan con un pistola en la cabeza crees que es imposible?”, el emprendedor sabía de lo que hablaba.

“De hecho ya te están apuntando por lo que me cuentas…”

“Pero es imposible facturar tanto”, dijo Pablo.

“No lo has entendido. Ni tú ni nadie” El millonario no se mordía la lengua.

Y siguió:

“Voy a subirte esa cifra. Si a final de este año no tuvieras que facturar  uno sino 10   millones (ya lo había multiplicado por 10), ¿qué tendrías que hacer para que no te dispararán un tiro en la cabeza si no lo consigues?”

“Piensa. ¿Qué tendrías que hacer para no morir de un tiro en la cabeza?”

Pablo se asustó. El millonario lo tenía acorralado.

Pero había algo… algo que le decía que era el tío más importante que se había encontrado en su vida. Que nunca iba a volver a tener otra oportunidad de dar con la clave.

“¡Pero 10 millones anuales… si no llego a 37.000!”

Esta vez el millonario no dijo nada. Pero siguió mirándole.

“¿Cómo llego a 10 millones anuales?”

El millonario siguió mirándole:

“Tic, tac, tic, tac… la pistola en la cabeza”, le repitió.

“10 millones, es una locura… Tendría que estar en varios sitios al mismo tiempo…”

Y de repente lo vio.

Casi le saltan las lágrimas.

Como te dije en el anterior email. Tras asegurar Pablo que era imposible facturar 10 millones el emprendedor billonario le dijo: “Imagínate que te están apuntando y te matarían de un disparo si no lo consigues.”

Y Pablo en medio de la presión tuvo la revolución.

“Es imposible. Para facturar 10 millones de dólares en vez de 37.000 tendría que…

… tendría que estar con todos los clientes nacionales e internacionales a la vez durante días para venderles mi producto y un servicio postventa.”

Y de repente lo tenía.

“Todos los clientes nacionales e internacionales reunidos en un mismo sitio durante unos días…”

“Eso significaría montar un congreso.”

LO TENÍA.

“¡Es verdad, un congreso a nivel internacional!” ¿Por qué no lanzarse? No tenía nada que perder. (Como tú, si piensas a lo grande). Supondría trabajo, pero ya trabajaba al máximo igualmente.

“Si monto un congreso vendrán todos a verme y ahorraré gastos comerciales para alquilar el salón de un hotel durante tres días. ¡Cómo gancho para mis clientes invitaré a otras empresas y competencia del sector y también a sus clientes! Querrán protegerles pero lo respetaré. Pero podré vender a esos clientes mi gama de productos que ahora no tienen en su catálogo. Y con dotes de organización. Permitiré también a mis competidores que ellos también ofrezcan parte de su catálogo a mis clientes. Me aliaré con ellos: 1+1=3.”

Y el millonario le reforzó: “Pero lo mejor es que serás el hombre de referencia en el sector. Te verán como al líder si organizas el congreso.”

Ese mismo mediodía se puso manos a la obra mientras comía un bocadillo en su mesa.

Y lo diseñó. Montó 3 días de jornadas técnicas y charlas comerciales en un hotel cercano. Nada de perfeccionismo. Cometería errores de organización pero tiraría hacia adelante. Canceló los viajes que tenía previstos y con ese dinero pagó noches de hotel y comidas para el congreso. Como eran varios el hotel le haría un descuento.

Y a pesar de las prisas tomó forma.

Alquiló un salón de hotel y gastó en comidas y cenas todo lo que pudo. Al final vio que no podía pagar la pernoctación en el hotel. Muchos no accedieron pero sí un 29% de los posibles clientes que contactó. Y sus competidores fueron todos, no querían perdérselo. Todos querían estar con la flor y nata del sector.

Pablo organizó las jornadas técnicas que él presentó y permitió dar ponencias a sus competidores. Que ellos ganaran también. GANAR-GANAR era la clave. Por mucho que hablaran ellos, al final él iba a ser el protagonista. El hombre a seguir. ¿De quién se acordarían todos? De él.

Le comprarían por sus dotes de gestión y su honradez por invitar a todo el mundo. Pero al mismo tiempo se aliaría con otras empresas del sector y parte de sus competidores para conseguir nuevos clientes. Su producto sería el complemento.

Y el congreso fue un éxito aunque acudiesen sólo un 29% de los que se propuso. Consiguió ventas con 18 clientes nuevos y potenció los que ya tenía. El último día no tenía tiempo para hablar con todos los que solicitaban hablar con él…

Y su facturación pasó de 37. 000 dólares a 197.000 ese mismo año.

No fueron los 10 Millones que había apuntado, pero su beneficio neto se disparó. Se compró una casa nueva más grande y se costeó 2 comerciales a tiempo completo. (2 comerciales que funcionaban muy bien porque se los habían recomendado en el congreso.)

Al año siguiente montó de nuevo el congreso anual, y esta vez nadie se lo perdió. Todo vendido al momento. Acudieron 123 empresas y todas se costearon el hotel. Tuvo que alquilar un salón enorme en el palacio de congresos de su ciudad. Y contrató un ayudante al 100% para la organización exclusivamente.

Y su facturación pasó de 197.000 a 482.000 ese segundo año. Y no, tampoco eran los 10 millones propuestos inicialmente. (Los consiguió más tarde pero eso es lo de menos.) Lo importante fue su mentalidad de apuntar a las estrellas para conseguir la luna.

Imagínate con una pistola en la cabeza. ¿Qué harías para multiplicar por 100 tus resultados? (Puedes aprovechar esta misma idea para organizar el congreso de referencia en tu sector.)

Persevera. Porque Pablo dio con la idea y persona adecuada gracias a no rendirse. Otros hubieran abandonado. Pero su fuerza de voluntad le llevó lejos. Cuando el alumno está preparado aparece el maestro.

Si estás preparado para hacer algo grande, aquí tienes el sistema y las estrategias para conseguirlo.

Por tu éxito.

P. D.: Pablo se encontró 2 años después al emprendedor billonario en un centro comercial. Le contó su éxito y le dio las gracias. El emprendedor sonrió, simplemente sonrió. Le dijo que se iba porque tenía prisa. Ahí estaba el hombre que había salvado la vida sin darle importancia a nada.

Pablo hubiera pagado todo su dinero por recibir consejos cada semana de él. Pero tú puedes tener esas ideas y muchas más para conseguir tus sueños aquí.